Inicio Animales y Mascotas ¿Cómo cocinar hígado de pollo para perros?

¿Cómo cocinar hígado de pollo para perros?

Compartir
pueden comer los perros higado
¿Cómo cocinar hígado de pollo para perros?

Una sabrosa opción es cocinar hígado de pollo para perros. El perro es el mejor amigo del hombre y es responsabilidad de cada dueño que este noble amigo reciba una alimentación  saludable y equilibrada.

El hígado de pollo es una excelente fuente de proteínas y vitaminas con un bajo costo monetario.

¿Por qué cocinar hígado de pollo para perros?

El hígado de pollo es un alimento con un sabor muy agradable para los perros y es de muy rápida y fácil preparación; no tiene un bajo costo y sirve como complemento en la dieta de alimentos concentrados que se deben dar a los perros.

¿Cómo cocinar hígado de pollo para perros?
Se puede utilizar como premio ya que a los perros les encanta su sabor.

Es común el los pequeños hígados de pollo se utilicen como golosinas para premiar al perro en entrenamiento o mostrando sus habilidades.

Recetas para cocinar hígado de pollo para perros.

higados de pollo para perros
No se deben suministrar alimentos crudos a los perros ya que estos tienen muchas bacterias

Existen varias formas de cocinar hígado de pollo para perros, de hecho se han presentado polémicas entre dueños de perros que consideran que deben darle el hígado de pollo crudo, es decir sin cocinar.

Valorando los diferentes criterios se ha tomado el de no darle alimentos crudos a los perros por ser estos peligrosos para la salud por su alto contenido bacteriano.

Hígados de pollo al horno.

En un cazo se pone a calentar agua fresca, cuando comience a hervir el agua, se introducen los hígados de pollo previamente lavados.

Se espera unos minutos hasta que cambien de color a un marrón opaco, lo que indicará que ya están cocidos, al pincharlos con el tenedor deberán estar firmes y consistentes.

Luego de sacan los hígados y  se colocan en agua fría para cortar la cocción.

Se lavan nuevamente eliminado los residuos de la membrana que recubre a los  recubre y se introducen en el horno por unos 15 minutos a 200 grados, se retiran y se dejan enfriar. Cuando estos alcancen la temperatura ambiente ya están listos para que el perro los coma.

Hígados de pollo con arroz para el perro.

Preparar un arroz para el perro es diferente al que se prepara para el hogar. Es preferible para el perro, que este no lleve sal ni cebolla, estos condimentos no son aconsejables para los canes, la textura de sopa espesa les gusta más, luego de tenerlo listo se colocan los hígados previamente cocidos con la receta anterior.

Pasta italiana con hígado de pollo para el perro.

Para preparar la pasta con hígado de pollo para el perro se deberá escoger una pasta corta, esto les facilita su consumo y le será agradable a los perros.

Se prepara de la manera tradicional evitando el uso de la sal en lo posible, al estar lista se le agregan los hígados de pollo cocidos utilizando la primera receta.

Beneficios del hígado de pollo para el perro.

El valor nutritivo del hígado de pollo para el perro es sumamente alto, ya que este contiene numerosas vitaminas como la B2, que es buena para la piel y la regeneración de tejidos, vitamina A que es apropiada para problemas oculares como las cataratas, vitamina K, B12, hierro y zinc, estos últimos ayudan con la hemoglobina, el pelo y el estrés.

El hígado de pollo posee un gran valor proteico, lo cual ayuda al desarrollo muscular.

Aspectos negativos del consumo del hígado de pollo para el perro.

Cocinar hígado de pollo para el perro todos los días podría tener graves consecuencias para este, ya que el hígado de pollo contiene mucha grasa y puede ser causa de obesidad en los mismos.

Un un exceso de vitaminas puede llegar también a causar daños graves.

Lo recomendable para que el perro tenga una buena alimentación es ofrecer  una ves por semana, sobre todo cuando esté en periodo de crecimiento este alimento.

 

Dejar una respuesta